.
.

Aquí hay sitio para todos. Recibimos a un equipo de personas con malestar psíquico y a otro de refugiados e inmigrantes.


Las ligas de fútbol 7 de la Fundación Eusebio Sacristán recibirán a un equipo de personas con malestar psíquico y a otro de refugiados e inmigrantes en las próximas etapas de las competiciones, en las que participan más de mil jugadores de la ciudad y provincia.

Dos nuevos equipos se incorporarán en la próxima fase, a mediados de diciembre, de las dos competiciones de Fútbol 7 que organiza la Fundación Eusebio Sacristán. En la liga de la Federación de Peñas del Real Valladolid será un equipo de personas refugiadas e inmigrantes procedentes de países como Siria, Mali, Venezuela, Ucrania, Camerún o Senegal, el que se integre en la Copa como un conjunto más, tras aceptar la ONG Accem la colaboración ofrecida por la Fundación de Eusebio, que les proporcionará no sólo la oportunidad de jugar sino también la asistencia técnica de alguno de sus patronos futbolistas, como Juan Carlos Rodríguez.

La idea inicial pasa también por ofrecer a los equipos que juegan la competición de las Peñas del Real Valladolid la posibilidad de que estos jugadores formen parte por separado de sus equipos en la última fase de la competición –Torneo Clausura-, y que puedan así seguir disfrutando del fútbol y sobre todo integrarse en la sociedad.

Y en la Liga Recoletas para empresas lo hará Intras con su Club Deportivo Duero, que jugará la Copa McDonalds con un equipo de inclusión compuesto por los profesionales de esta Fundación que trabaja con personas con malestar psíquico y por los usuarios de su centro de Valladolid. Para estos jugadores no será la primera vez, ya que la pasada temporada también estuvieron en esta competición. La diferencia ahora  es que prolongarán su participación hasta el final de temporada, jugando no sólo la copa (diciembre a marzo) sino también el torneo Clausura (entre marzo y junio).

Tanto Accem como la Fundación Intras y la Fundación Eusebio Sacristán coinciden en que el deporte, y especialmente el más popular, el fútbol, es el vehículo excepcional para la inclusión de colectivos que, por sus características, no tienen cabida en otro tipo de competiciones. “A estas personas les gusta el fútbol, muchos ya jugaban en sus países de origen y desde luego es una forma de conocer gente y salir de su entorno”, explican desde Accem en Valladolid. El responsable de competiciones deportivas de la FES, Diego de la Torre,  añade: “Es que con un balón en las piernas todos somos iguales, todos jugamos a lo mismo. Ese es el poder del fútbol”. Por su parte el responsable del Club deportivo Duero, Gustavo Martín, se mostró encantado de repetir e incluso ampliar, en la competición. “Esta temporada nuestra participación será más larga, tras la prueba anterior, pero seguro que nuestros jugadores responden igual de bien. Jugaremos con un equipo mixto y los profesionales del centro también se han mostrado contentos de compartir esta experiencia de inclusión fuera del ámbito de trabajo”.

 

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )