.
.

¿Sabemos alimentar a nuestro pequeños deportistas? El verdadero alimento de los campeones.


Sabemos cómo comportarnos en la grada, cómo interpretar y gestionar las emociones de nuestros hijos y con la tercera charla de la Escuela de Padres de Javier Torres Gómez en uno de los clubes miembros de la Red de Escuelas de la FES, el Unión Delicias, también sabemos ya cómo alimentarles correctamente. Pero esta vez no ha sido el ex jugador quien se ha puesto frente a los padres y madres, sino el nutricionista del Real Valladolid, Fernando García Oliveri.

En su charla Hábitos Alimentarios saludables García Oliveri ha empezado repasando conceptos básicos… ¿es lo mismo alimentación que nutrición? ¿dieta?, ¿restricción calórica?, ¿nutrientes?, ¿hidratos de carbono?, para pasar directamente a identificar las causas que nos están llevando a alimentarnos mal, alimentar mal a nuestros hijos y ser cabeza de lista de los países con más casos de obesidad infantil y enfermedades asociadas a ella como la diabetes, esto en España, el país de la dieta Mediterránea que no comemos. El poderosísimo lobby de la industria alimentaria y los usos y costubres son los culpables de esta situación.

El poder del mercado y el marketing aplicado a la venta de productos ha hecho que creamos saludables alimentos que no lo son. A destacar, entre otros muchos, algunos en el top ten de la alimentación infantil, el Cola Cao, los donuts, las salchichas de Frankfort o la pechuga de pavo en fiambre. Y a ver quién no ha alimentado a sus hijos con un vaso de leche con esos polvos pensando que les estaba dando “el alimento de los campeones”. Pues todos tienen niveles de azúcar muy por encima de las posibilidades de cualquier organismo que aspire a estar sano y algunos, incomprensiblemente desde un punto de vista racional, avalados por la Asociación Española de Pediatría. “Es una vergüenza, es otro ejemplo del poder del lobby”.

Tampoco los patrones culturales nos ayudan. “Por tradición en España comemos primer plato, segundo y postre, cuando deberíamos hacer un combinado saludable, que conste de gran variedad de verdura –la patata no cuenta-, cereales integrales en forma de pan o arroz, proteínas saludables como aves y pescados y fruta de todos los colores, siempre con agua para beber”, explicó el dietista.

La mezcla de ambos factores, la industria y la costumbre, nos ha llevado a comer cosas que no deberíamos. “¿Por qué no podemos desayunar esto –apunta García Oliveri con el puntero láser a un plato de huevos, o unos langostinos-, y se nos dice continuamente que debemos desayunar esto otro – bollería industrial-? La respuesta es sencilla: la industria quiere que comamos productos que ella puede manipular y fabricar con materias muy baratas como el aceite de palma. “Algo que no pueden hacer con un pescado, o con la fruta y la verdura, o con el arroz integral”, añade.

Nos persiguen, además, falsos mitos… como el de la obligatoriedad del desayuno. “No es obligatorio ni por supuesto necesario para adelgazar ni tampoco es la comida más importante del día por regla general –sí lo sería después de hacer ejercicio-. Puede ayudar a controlar las siguientes ingestas, eso sí”, apuntó García Oliveri.  Lo que sí que está comprobado científicamente es que un desayuno saludable debe tener fruta, lácteo, granos y otros, por ejemplo una tostada integral con salmón ahumado con naranja y un vaso de leche sería una buena forma de arrancar el día.

Esa manipulación bestial de lo que comemos y las tretas puestas en práctica para que lo compremos hace que creamos las virtudes integrales de la pasta o el poder digestivo de unas galletas. “Si leyéramos la composición nos daríamos cuenta de que no es así…los niveles de azúcar son alarmantes y no aparece ningún ingrediente integral por ningún sitio”. Leer, por tanto, las contraetiquetas está en el debe de la mayoría, allí es donde veríamos algunos elementos de los que huir corriendo: los aceites vegetales -“que no son ni de girasol ni de oliva sino de palma, lo peor”-, y de nuevo los azúcares, que no deberíamos consumir en cantidades mayores a los 50 gramos diarios en adultos y a 35 gramos diarios en niños.

La  charla de García Oliveri hubiera podido durar dos horas más, ya que muchos han sido los consejos que nos ayudarán a componer una dieta sana y equilibrada especialmente para los niños y niñas que practican deporte, y para los que esa comida post ejercicio sí que es la más importante.

 

IMG_0431 IMG_0437

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )