.
.

Red de Escuelas. Cómo afrontar con éxito la iniciación deportiva de nuestros hijos, por Javier Torres Gómez de Escuela de Padres


Fue futbolista profesional durante 12 en primera con el Real Valladolid y algunos más en categorías inferiores de otros clubes, es entrenador nacional de fútbol con experiencia en varios banquillos, es patrono de la Fundación y además es padre. Tantas veces ha escuchado  en los clubes el lamento que  tiene como protagonistas a los padres (y madres) de los jugadores, que ha decidido aportar su experiencia desde su nuevo proyecto, la Escuela de Padres. para concienciar a los progenitores de que tienen que escuchar más a sus hijos, apoyarles mejor y sobre todo ponerse en su pellejo. Y es lo que ha hecho el madrileño esta tarde en el que ha sido el primer acto de formación del club Unión Delicias por la Red de Escuelas de la FES, en la que se ha integrado esta temporada. Con dos padres voluntarios y una pelota ha puesto en valor varias afirmaciones que había presentado antes; el deporte ayuda a tomar decisiones, a veces en una situación de tensión, frente a un rival y ante la mirada de algunas de las personas importantes, en este caso sus hijos. Y sobre todo ha hecho sentir a los protagonistas y a los asistentes cómo se sienten los pequeños futbolistas en los campos de juego. “Lo que ellos sienten es lo mismo que habéis sentido vosotros”, explicó, solo que una diferencia…ellos son niños.

Javier Torres, como no podía ser de otra manera, es un gran defensor de la actividad física para todas las personas. De hecho se lamenta de que los niños ya no tienen calles y plazas para jugar “en todos los sitios pone Prohibido jugar al balón, los mayores tampoco les dejamos jugar en la calle como antes y además tienen elementos que les alejan de la práctica deportiva o les hacen abandonarla como las consolas, ordenadores, móviles…”

A esta charla sobre la importancia de iniciar correctamente a los niños en la práctica deportiva le seguirán otras sobre aspectos tan determinantes como la alimentación o la comunicación. Pero eso será más adelante. Con este primer contacto con los padres del club Torres ha querido decirles

que ellos son importantes en el fútbol, fundamentales, pero que deberán creerse y practicar lo que tratan de enseñar a sus hijos. “Qué incoherencia más grande que un padre le enseñe en casa a su hijo a respetar y en cuanto entra en un campo de fútbol pierda el respeto al árbitro y a los compañeros de juego”, explicó. Y sobre todo qué peligro. “Porque tenemos que darnos cuenta de que el niño al que están abroncando por hacerle una entrada a nuestro hijo también tiene un padre, que está sentado en la misma grada”.

El respeto es por tanto un valor fundamental a proteger. “Al rival, al del equipo contrario y también al compañero del mío al que tengo que ayudar y a la vez con el que  tengo que pelear el puesto en la convocatoria y por supuesto al árbitro  y al entrenador”. Un respeto que se debe exigir al niño, pero también al padre.

Los padres en la sala coincidieron; no somos imparciales y no sabemos afrontar las cosas que hacen mal nuestros hijos. Por eso Torres Gómez terminó la exposición con una frase en mayúsculas, dedicada a ellos: La competición primero es para nosotros mismos. Para superar con éxito además de la gestión de nuestras emociones el cambio de vida que nos impone la iniciación deportiva de nuestros hijos y que nos convierte en taxistas, periodistas, nutricionistas, psicólogos y nos despojan de nuestro tiempo libre de fin de semana. Por eso necesitamos una Escuela de Padres.

 

zzzz5

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )